TAN SENCILLAS, TAN HERMOSAS, TAN PERFECTAS

Prof. Milan Knížák / Ex Director General de la Galería Nacional de Praga

Esta visión del mundo, inmensamente sencilla, pero al mismo tiempo, enormemente rica, capturada a través de una sola ventana de la casa del fotógrafo, inventor y empresario coreano Ahae me ha dejado estupefacto.

Tengo un conocimiento bastante profundo de la fotografía contemporánea, la cual casi ha renunciado a cualquier observación del mundo y, en su mayoría, se concentra sobre “temas sociales” cuidadosamente preparados o seleccionados y altamente sofisticados que interpretan el mundo, sobre todo, con un lenguaje ligeramente trillado y semi-intelectual. En medio de este torrente de fotografías sin alegría e incluso traumáticas, el tributo de Ahae a ese mundo fuera de su ventana es directo y sin complicaciones; se podría definir normal. Hago hincapié en la palabra “normal”, porque yo la percibo en el sentido más fundamental. Este mundo cotidiano y normal contiene una gran cantidad de magia que podemos descubrir a través de una observación atenta, y Ahae es un observador atento. Con su pasión y con una técnica fotográfica casi perfecta, Ahae consigue capturar los cambios más íntimos en el mundo que yace fuera de su ventana. Mi empleo de la palabra “mundo” es intencional, porque cuando miro las fotografías de Ahae tengo la sensación de que estoy viendo un mundo entero, aunque sea uno en el que no vive gente. Las fotografías de Ahae son un tributo a la naturaleza, pero no contienen eslóganes ecológicos provocadores o vacíos, ellas se limitan a mostrar cómo es realmente el mundo: delicado y magnífico, modesto y valiente, siempre sublime.

Esta exposición muestra solo una pequeña parte de la obra del fotógrafo. De hecho, Ahae podría organizar cientos de estas exposiciones, puesto que ha capturado incontables imágenes a través de su ventana. También es por esta razón que no es necesario seleccionar fotografías particulares; cada una de ellas tiene su propio significado y, al mismo tiempo, se funde con el todo entrando a formar parte del conjunto. A través de su ventana, Ahae ve todas las teselas que componen el mosaico de la vida. Si realmente creyera en Dios, yo diría que Ahae, a través de sus fotografías modestas, está celebrando al Dios Creador.

Julio 2011

Back